Ф M 2

INSTITUTO OSCAR MASOTTA

DELEGACION COMODORO RIVADAVIA

INTERLOCUTORA: DIANA CAMPOLONGO

Coordinadores locales:

José Luis Tuñón, Mario Korman

RESEÑA CLASE FERNANDO VITALE


El 17 de septiembre recibimos a Fernando Vitale.

Quien tuvo a cargo la clase sobre las mujeres y el semblante.


Ubicó dos momento en la enseñanza de Lacan, desde Edipo y castración hasta el no hay relación sexual, y un segundo momento en el que parte del no hay relación sexual hasta Edipo y castración, situando la lectura lacaniana de Freud. Edipo castración, falo es un aparato de suplencia que permite el encuentro entre los sexos. En la última enseñanza de lacan el nombre del padre es un síntoma, una suplencia respecto del agujero estructural. La naturaleza del falo tiene que ver con que es a la vez, lo que permite una suplencia y lo que verifica ese agujero en lo real, está en el lugar de un imposible. Propone ver las incidencias de este aparato de suplencia en la clínica con mujeres. El cambio en el orden simbólico de la época tiene efectos sobre las suplencias, en los síntomas que encontramos en la clínica, y en los reales a los que nos enfrentan.

Abordó las referencias en Lacan y Miller sobre los 2 estatutos del falo, el falo como meteoro, el falo de la madre como símbolo imaginario de su deseo. Aquí el falo se introduce como objeto imaginario, semblante ilusorio que requiere de la función del padre para regular su circulación entre la madre y el niño, e instala la metáfora paterna, el falo estabilizado, reglado por la función del padre. La ubicación por el significante del meteoro desata el deseo, instala el velo y con el la pasión por ver que hay detrás, allí en realidad no hay nada, en esto se diferencia el semblante de la apariencia. En este punto se articula verdad y no relación sexual, ya que la función de verdad es de develamiento, la verdad es medio verdad, detrás hay ausencia.

En estos desarrollos la principal referencia es el seminario III, donde ya ubica algo de la naturaleza del falo como semblante según Miller.

Toma referencias al seminario XX y al seminario IV. El falo se introduce por las 3 categorías de la falta, la dialéctica de la frustración, Señala la entrada del falo en la frustración. La frustración en tanto frustración de amor es la caída del niño del lugar del falo. No es frustración del objeto pulsional si bien articula la pulsión, ya que el objeto pulsional lo usa para compensar la frustración de amor, ejemplos de esto en la clínica de la anorexia y bulimia.

En la Castración se trata de que el niño pueda hacer una versión de falo diferente a la de señuelo, que la sexualidad pase a lo simbólico. La niña debe reconocerse privada para ubicar al falo en el padre. Siendo representación del falo es como entra al circuito de circulación del deseo. Lo que queda por fuera de lo fálico no provoca el deseo. El cinismo femenino esta en relación a esta intuición de que algo en las mujeres escapa al orden simbólico, hay un goce que esta por fuera de lo simbólico y está en los registros real e imaginario, por fuera del circuito del deseo

Pasando por la castración el falo es un semblante ubicado en discurso, o que permite el retorno al juego de los semblantes, semblante de ser para ella, semblante de tener para él, posibilita la relación entre los sexos a la vez que señala la falta en lo real.

Plantea en la formación de los analistas generar una dialéctica con la enseñanza de Lacan en sus distintos momentos, para pensar la clínica contemporánea.

Alejandra Maglione